Dermolipectomía o Abdominoplastía

Es un procedimiento quirúrgico para quitar el exceso de piel y grasa de la parte media y baja del abdomen y reparar los músculos de la pared abdominal.

¿Cómo saber si soy candidado (a)?

Los mejores candidatos para una dermolipectomía son hombres y mujeres que tienen una figura relativamente normal, pero que les preocupan los depositos de grasa o la piel caída del abdomen que no desaparecen con dietas ni con ejercicio.

Esta cirugía ayuda particularmente a mujeres que después de varios embarazos, han perdido la firmeza de sus músculos abdominales. También puede ser mejorada la pérdida de elasticidad de la piel en pacientes de más edad.

Dermolipectomía Parcial o Minilipectomía

Si por ejemplo sus depósitos de grasa están limitados al área de debajo del ombligo, puede que requiera un procedimiento menos complejo llamado dermolipectomía parcial, también conocido como minilipectomía

El procedimiento más común comienza con una incisión desde un hueso de una cadera a la otra, justo encima del área del pubis. Se hace una segunda incisión para liberar el ombligo del tejido que lo rodea. Con una dermolipectomia parcial la incisión es más pequeña y puede que el ombligo no necesite ser desplazado.

Después, el cirujano separa la piel de la pared abdominal desde las caderas hacia arriba hasta la línea de las costillas, y levanta la piel para poner al descubierto los músculos del abdomen. Estos músculos son estirados y juntados, suturándolos juntos en esta nueva posición.

Esto hace que la pared abdominal esté más firme y estreche la cintura. La piel se estira hacia abajo y se retira el exceso de ésta. Se hace un nuevo agujero para el ombligo, el cual es colocado de nuevo en su sitio.

Recuperación

En promedio, se requieren 1 noche de hospitalización. El mismo día o al día siguiente de la cirugía iniciamos movilización fuera de cama para que puedas caminar e ir al baño por ti sola. Es en ese momento cuando ya puedes ser dada de alta del hospital.

Las primeras dos semanas necesitas un reposo relativo, con una posición ligeramente flexionada hacia delante. No puedes realizar movimientos bruscos, cargar cosas pesadas ni manejar. A las dos semanas enderezas tu postura, ya puedes empezar a manejar con precaución y empezar a tener mayor actividad física. Después de un mes a un mes y medio iniciamos con ejercicio.

Hospital Ángeles Av. Paseo de los Héroes #10999, Zona Río, 22010 Tijuana, B.C. Consultorio 711 Tels. (664) 635-1842 Y (619) 373-8611 facebook-4040 instagram-4040

Log in with your credentials

Forgot your details?