Mamoplastía de reducción

Las mujeres que tienen unas mamas grandes pueden padecer problemas médicos causados por el peso excesivo de las mismas;  dolores de espalda, de cuello, irritación de la piel e incluso deformidades del esqueleto y problemas respiratorios. Además, los tirantes del brasier dejan hundimientos antiestéticos en la zona de los hombros.

En ocasiones, las mamas voluminosas pueden hacer que una mujer o una adolescente se sientan extremadamente preocupadas por su aspecto físico.

La reducción mamaria, técnicamente conocida como mamoplastía de reducción, está destinada a esas mujeres.

Resultado

El procedimiento elimina grasa, tejido glandular y piel de los pechos haciéndolos más pequeños, más ligeros y más firmes. También puede reducir el tamaño de la areola, la zona de piel más oscura que rodea al pezón. El resultado de la  intervención son unas mamas más pequeñas y mejor proporcionadas con el resto de su cuerpo.

Cicatrices

Anteriormente las cicatrices que se utilizaban para una reducción mamaria consistían en una cicatriz alrededor de la areola, una vertical y una horizontal formando la tradicional. Actualmente utilizamos únicamente una cicatriz vertical eliminando por completo el componente horizontal. Esto nos permite tener un buen resultado estético y funcional con menor cantidad de cicatrices.

Recuperación

Después de este procedimiento se requiere de una noche de hospitalización para el control del dolor y vigilar que no haya complicaciones.

Para la recuperación es importante limitar el movimiento de los brazos durante dos semanas, evitando cargar cosas pesadas y no realizar esfuerzo físico importante.

Hospital Ángeles Av. Paseo de los Héroes #10999, Zona Río, 22010 Tijuana, B.C. Consultorio 711 Tels. (664) 635-1842 Y (619) 373-8611 facebook-4040 instagram-4040

Log in with your credentials

Forgot your details?